domingo, 14 de octubre de 2007

Nuestros Derechos

El miércoles 3 de Octubre leí, en homenaje a los seis meses del homicidio del Prof. Carlos Fuentealba, el siguiente discurso. Mi auditorio fue de sólo unas veinte personas, el menos numeroso que tenga memoria (ya que era algo informal durante el primer recreo de la tarde), pero espero que se cumpla el refrán que dice "No importa la cantidad, sino la calidad" (tema de un artículo que pienso escribir).

Nuestros Derechos

Para el 24 de Marzo del año pasado leí un discurso en el que comparaba la situación del momento con la última dictadura militar y afirmaba que, aunque los nuevos torturados eran las víctimas del hambre, ya no se sufría una “represión atroz”. Hoy, tras pocas semanas del primer año de la desaparición de Jorge Julio López y a un día de los seis meses de la muerte de Carlos Fuentealba, no puedo repetir lo mismo. Aún no somos libres de ejercer nuestros derechos a declarar ante la Justicia y a manifestarnos por medios pacíficos. La más dura represión, la que atropella el derecho a la vida, continúa.
La responsabilidad no es sólo de policías, gobernadores o presidentes. Es muy cómodo criticar del otro lado del televisor permaneciendo sentados. Es el deber de todos los argentinos exigir el cumplimiento de los derechos propios y ajenos.

Patricio Iglesias